Independientemente del contexto al que pertenezcamos, necesariamente todos debemos tener una forma de “relación” hacia la suciedad, y el polvo en particular corresponde a una condición particularmente molesta porque en esencia es imposible de frenar por completo, por lo tanto es necesario con el tiempo. proporcionar para concebir una forma de acción preventiva y métodos de eliminación eficaces y no demasiado agotadores. Quitar el polvo rápidamente parece casi una forma de utopía , cuando en realidad existen métodos incluso muy simples que pueden permitirnos cumplir con esta situación.

Cómo eliminar rápidamente el polvo: aquí están los trucos más efectivos

En primer lugar, es bueno recordar que no es necesario quitar el polvo todos los días si el contexto es lo suficientemente “normal”. Generalmente es suficiente hacerlo al menos una vez a la semana, utilizando una aspiradora u objeto similar así como evitar que se mueva el polvo y listo.

El polvo no solo es antiestético, sino que inevitablemente provoca problemas respiratorios y alergias que son cada vez más comunes y están muy extendidos en la actualidad.



Un buen remedio es siempre quitar el polvo con un paño de microfibra mojado y escurrido con agua caliente, procediendo desde los muebles más altos y luego progresivamente hacia abajo, de forma gradual y progresiva.

El polvo también se puede quitar fácilmente de lugares hechos de cuero o tela usando tiras atrayentes especiales, incluso si el polvo no es físicamente visible a simple vista.



Un remedio ciertamente útil e inteligente a la par que económico es el uso de cinta adhesiva de doble cara colocada sobre objetos como rollos de papel higiénico que ya están agotados. Estos dispuestos en los dedos pueden ser, convenientemente dispuestos con cinta adhesiva, excelentes captadores de polvo caseros.

Si tienes peluches y cojines, siempre es buena idea “golpearlos” al menos una vez cada 2 semanas fuera de casa para quitarles el polvo.