El lavavajillas se ha convertido en un electrodoméstico imprescindible para la mayoría de los hogares. Es práctico, fácil de usar y económico. Sin embargo, quienes lo han adoptado no conocen todas sus funciones y por tanto no pueden optimizar al máximo su uso.

Hay una función en el cajón de su lavavajillas que le facilitará su uso. vamos a averiguar

¿Cómo añadir más platos al lavavajillas?

Pon los platos en el lavavajillas.

logotipo de pinterest

Poner los platos en el lavavajillas – Fuente: spm

En el lateral de la rejilla sobre la que se colocan los platos hay un pequeño tirador o botón que permite bajar o subir el nivel del cajón. Simplemente presiónelo y mueva el cajón hacia arriba o hacia abajo. Hay una ranura en la rejilla que le permite ajustar la suspensión del cajón.

Un video subido a Youtube explica en imagen la técnica para utilizar el botón y cambiar la posición del cajón de platos de forma sencilla.

Tenga en cuenta que esta función también está incluida en el manual del usuario que se adjuntó al lavavajillas en el momento de la compra. Sin embargo, pocas personas conocen realmente este botón que baja el cajón.

Cómo ajustar la altura de los estantes del lavavajillas

Errores a evitar al pasar por el lavavajillas

Lava los platos antes de meterlos en la lavadora

Lavar la vajilla

logotipo de pinterest

Lavar los platos – Fuente: spm

Es muy común lavar los platos antes de meterlos en el lavavajillas, incluso usamos esponja y detergente pero no es necesario.

Si bien es cierto que hay que retirar los restos de comida, no es necesario lavarlos antes de introducirlos en este aparato. Normalmente el aparato se encarga de retirar los restos de comida, ya que cuenta con un filtro para ello. Si el lavavajillas no limpia correctamente, puede ser porque tiene una avería o hay que limpiar el filtro.

Pensando que todos los lavavajillas son iguales

Cuando compramos un lavavajillas , pensamos que todos son parecidos. La realidad es bien distinta, cada electrodoméstico es único y es necesario leer las recomendaciones del fabricante y conocer la correcta disposición de vajilla y cubertería.

La mayoría de lavavajillas tienen una cesta para colocar los cubiertos y podemos introducirla sin tener que lavarla antes. Por ello, si queremos que el lavado sea efectivo, es importante utilizar el aparato correctamente.

Hoy en día, la mayoría de los cubiertos se pueden lavar en el lavavajillas, pero si están hechos de diferentes materiales, como plata o acero inoxidable, es mejor ponerlos en canastas separadas. En el caso de la cubertería de plata, es mejor retirarla antes de que comience el proceso de secado para evitar dañarla. Ante la duda, siempre podemos probar a meter una pieza en el lavavajillas para ver si el material no se deteriora. Además, hay que recordar que los elementos de madera no deben meterse en el lavavajillas.

Es importante conocer todas las funciones de un lavavajillas o de cualquier otro electrodoméstico antes de utilizarlo para no dañar el aparato y los objetos que contiene, pero también para optimizar al máximo su uso.