Hidratar y nutrir tus orquídeas al mismo tiempo nunca ha sido tan fácil.

Las orquídeas son plantas que necesitan hidratación y nutrientes para crecer sanas y exuberantes.

En este sentido, se puede utilizar la sal de Epsom, un ingrediente natural capaz de integrar todos los nutrientes que necesita la planta.

Así que veamos cómo usarlo también para hidratar orquídeas.

Necesario

  • sal de Epsom
  • Agua
  • molde de hielo
  • botella de spray

Método

  1. Primero, dale a tus plantas una cucharada de sal de Epsom rociándola directamente sobre el suelo huésped.
  2. Luego humedezca el suelo rociándolo con agua.
  3. Luego disuelva una cucharadita de sal de Epsom en agua.
  4. Verter la mezcla en el molde y congelar. Una vez listo, introduce los cubos directamente en la maceta.