El huevo es un alimento básico y universal que utilizamos en múltiples recetas culinarias, pero también tiene una pequeña contraindicación. El huevo y sus derivados producen la mayor cantidad de salmonella, una serie de bacilos que es una de las principales causas de los trastornos digestivos, en particular de la diarrea, según la OMS (Organización Mundial de la Salud).

Para evitar cualquier problema de salud, debe tener cuidado al manipular los huevos.

Romper un huevo en el borde de un tazón

Casca un huevo en el borde de un bol – Fuente: spm

¿Por qué cierta manipulación del huevo puede ser peligrosa?

El huevo es el alimento polivalente por excelencia y está lleno de beneficios, pero cuando lo manipulamos mal puede resultar peligroso.

La salmonelosis es una infección causada por alimentos en mal estado, generalmente contaminados con heces. Los niños y los ancianos son los más vulnerables, ya que provocan deshidratación que puede tener complicaciones graves. Por eso es tan importante saber cuál es la mejor manera de romper un huevo.

Por lo tanto, para evitar la infección por salmonelosis, una medida preventiva es cocinar bien los alimentos con huevo, comerlos de inmediato o mantenerlos refrigerados hasta que estén listos para comer.

¿Qué debes evitar hacer con un huevo cuando lo manipulas?

Teniendo en cuenta estas enfermedades,  queremos mostrarte algunas recomendaciones para evitarlas en  tu hogar por el consumo o manipulación de huevos. Éstos son algunos de ellos:

  • No rompa los huevos en el borde de un plato, sartén o bol, ya que la salmonella podría estar presente en la cáscara y acabar contaminando el plato según indica Didier Desert, chef de la Embajada de Auvernia y miembro de la Asociación Francesa de Maestros. Restauradores. Además, el interior del huevo puede contaminarse desde el exterior de la cáscara.
  • No lave los huevos antes de colocarlos en el refrigerador.
  • Asegúrese de comprar huevos con la cáscara limpia e intacta.
  • Nunca use la cáscara de huevo para separar las yemas de las claras.
  • Deje que los alimentos con huevo se cocinen bien. Por ejemplo, cuaje las tortillas por completo, especialmente en el verano, o guárdelas en el refrigerador hasta que esté listo para comerlas.
  • Fíjate en la fecha de consumo preferente de los huevos que aparece tanto en el envase como en los propios huevos, y no los comas después de esa fecha.

Si te gusta la tortilla líquida, te recomendamos usar huevos pasteurizados. También es conveniente guardar en el frigorífico los alimentos con huevo crudo hasta su consumo, como el alioli, el tiramisú, los batidos de huevo crudo, etc.

Rompe los huevos por la mitad

Partir los huevos por la mitad – Fuente: spm

¿Cómo romper los huevos antes de prepararlos?

Una de las primeras recetas que probablemente aprendiste a cocinar fue un huevo frito o una tortilla francesa, ¿verdad? O incluso huevos revueltos para el desayuno, pero debes saber que rompiste mal la cáscara.

Para que no sigas cometiendo este error, te contamos la forma correcta de romper los huevos, ese alimento que sueles utilizar en tu cocina. Y hay miles de recetas, tanto dulces como saladas, que incluyen huevo en su preparación.

Romper un huevo sobre el borde de la sartén podría romper la cáscara en pedazos muy pequeños y entrar en contacto con el interior. Esto haría que la yema se rompiera o, peor aún, podría contaminar el huevo con bacterias del exterior.

Para que esto no suceda, lo ideal es romper el huevo y ayudarse muy delicadamente con los dedos a abrir la cáscara. De esta manera obtendrás un resultado mucho más limpio y la cáscara no terminará rota en pedazos pequeños.

En los casos en los que primero cocines un huevo y luego le quites la piel , por ejemplo un huevo duro, esto no será un problema.

Para hacerlo correctamente, cuando llegue el momento de romper el huevo plano, dale un golpe firme y seguro sobre la encimera y luego ayúdate con los dedos para terminar de romper la membrana del huevo. Descubrirá que hacer esto varias veces será más fácil que romperlos con el borde de la olla o sartén.

Modestia con los huevos y su manejo!