Las zanahorias son una excelente verdura desde el punto de vista nutricional. Son depurativas y diuréticas y se pueden consumir de diferentes formas. Tener un jardín de zanahorias en casa puede ser muy útil.

Si no sabes cómo cultivarlas, aquí te explicamos todos los pasos.

Cómo cultivar zanahorias

Estos son los pasos para plantar y cultivar:



  1. Prepare el suelo: Elija un suelo soleado y bien drenado. Retira los escombros y las piedras del suelo y trabaja con una azada o un tenedor.
  2. Semillas: Puedes sembrarlas en primavera u otoño. Cavar surcos de aproximadamente 1 cm de profundidad y con una separación de al menos 10 cm. Distribuya las semillas en la superficie del surco, manteniendo una distancia de unos 2,5 cm entre cada semilla.
  3. Cobertura de semillas: cubra las semillas con una cantidad delgada de tierra y luego apisone suavemente la superficie de la tierra.
  4. Riego: Riegue con una ligera llovizna, para no molestar a las semillas.
  5. Cuidado: una vez que las zanahorias comiencen a crecer, quítelas y mantenga la tierra húmeda, pero no demasiado. Asegúrese de no regar las hojas, ya que el agua puede causar enfermedades fúngicas. Si el suelo es demasiado compacto, afloje la superficie con un tenedor.
  6. Cosecha:  Se pueden cosechar cuando alcanzan el tamaño deseado. Desenterrar suavemente la tierra con un tenedor y sacar las zanahorias.
  7. Almacenamiento:   se pueden almacenar en un lugar fresco y seco durante algunas semanas. Retire las hojas y guárdelas en una bolsa de plástico perforada.

¡Con estos pasos, puedes cultivar con éxito tus propias zanahorias! Recuerda que el cuidado constante es fundamental para su crecimiento y maduración.

como cocinarlos

Hay varias opciones para cocinarlos, dependiendo del gusto personal y la textura deseada. Aquí hay algunas formas comunes de cocinar zanahorias:



  1. Hervir: Ponerlas peladas y cortadas en trozos en una olla con agua hirviendo y una pizca de sal. Cocine a fuego medio-bajo hasta que estén blandas, alrededor de 15 a 20 minutos. Puede servir zanahorias hervidas como guarnición o utilizarlas como base para una sopa de verduras.
  2. Asado: Cortarlos en palitos o ruedas, luego disponerlos en una fuente de horno y aliñarlos con aceite de oliva, sal y pimienta. Hornear en horno precalentado a 200°C durante unos 20-25 minutos, hasta que las zanahorias estén blandas y ligeramente caramelizadas. Puede servir zanahorias asadas como guarnición o como ingrediente en una ensalada o plato principal.
  3. Saltear: Cortarlos en rodajas finas o palitos, luego cocinarlos en una sartén con un poco de aceite de oliva y una pizca de sal y pimienta. Cocine a fuego medio-alto hasta que las zanahorias estén suaves y ligeramente caramelizadas, aproximadamente de 5 a 7 minutos. Puede servir zanahorias salteadas como guarnición o como ingrediente para un plato principal como el risotto.
  4. Cocine al vapor: Póngalos pelados y cortados en pedazos en una canasta vaporera y colóquela sobre una olla con agua hirviendo a fuego lento . Cubra con una tapa y cocine durante unos 10-15 minutos, hasta que las zanahorias estén suaves pero aún crujientes. Puede servir zanahorias al vapor como guarnición o como ingrediente en una ensalada.

Estas son solo algunas de las formas de cocinarlos. Experimenta con diferentes técnicas de cocina y condimentos para encontrar la forma que más te guste.